La pandemia es una oportunidad histórica para el emprendimiento

La Pandemia ha transformado todos los aspectos de nuestra vida personal y laboral. El teletrabajo, las videollamadas, las compras en línea, las reuniones a distancia, son ahora acciones frecuentes en nuestro día a día. Estos cambios suponen oportunidades para los emperadores, destacando además la importancia del emprendimiento como motor del desarrollo económico y social de un país. Crisis como estas han sido aprovechadas por las personas que al dejar de ser empleados se han lanzado a crear a sus propios negocios.

Ahora es un momento interesante para identificar necesidades existentes en el mercado y lanzar proyectos que sean útiles y exitosos. Con ello no solo conseguiremos impulsar nuestras metas personales, sino que además estaremos incentivando el progreso de la economía global a medio y largo plazo.

En este informe presentado por el Observatorio del Emprendimiento en España se puede comprobar que casi el 50% de los emperadores españoles han continuado sus actividades, y de ellos, el 57% tiene en sus planes seguir buscando nuevos mercados y nuevos clientes.


Emprendedores buscan apoyo para la creación de nuevas empresas

De los emprendedores que se encontraban en fase de creación de empresa cuando inicio la alerta sanitaria, tan solo el 4% ha abandonado sus planes, un 35% se paralizó y el 45% restante cambió su modelo de negocio. La demanda principal que exigen el 75% de los encuestados es contar con algún apoyo financiero para poder crear nuevos negocios.

Por otra parte, el informe señala que muchas empresas que contaban en su nómina con más de 50 empleados, lograron sobrevivir a la pandemia gracias al teletrabajo y tienen dentro de sus planes adaptarse a las nuevas situaciones pidiendo financiación extra, incrementando sus recursos o reorientando sus modelos de negocio.


Ejemplos de emprendimientos que han tenido éxito durante la pandemia

Uno de los ámbitos más destacados para emprender en la actualidad es el digital, pero no es el único. El transporte, la logística y principalmente, el delivery son otros sectores que se encuentran en auge. Lógicamente, todo lo asociado con servicios sanitarios presentan grandes oportunidades para la lanzar nuevas propuestas al mercado. Por otra parte, el uso de las tecnologías modernas se ha intensificado radicalmente, por lo que tanto la Inteligencia Artificial como el Blockchain son parte de muchas iniciativas de éxito.

1.      Servicio de entregas a domicilio

Ante la campaña de “quedarse en casa”, ha surgido un servicio que permite a comerciantes y empresas mantener sus negocios a flote en cuanto a ventas se refiere. Además, les permite a los clientes dimitir de la necesidad de salir de sus hogares y exponerse para adquirir los productos.

El delivery es un simple sistema de entrega a domicilio de cualquier clase de productos, que busca conectar eficientemente con todas las necesidades del consumidor. Se asocia principalmente con la red de restaurantes, pero en la actualidad, casi todas las tiendas lo ofrecen.

Según una encuesta realizada por la empresa de entrega rápida trasnacional “Deliveroo”, un 45% de los españoles pidieron comida a domicilio entre 1 a 2 veces por semana durante el confinamiento y el 23% asegura haber incrementado el número de pedidos en más de un 30%.


2.      Teletrabajo y formación a distancia

Otro gran negocio en auge, son las plataformas gratuitas disponibles en el mercado digital que permiten la creación de videoconferencias. Sirven tanto para networking, intercambio entre expertos, gestión de grupos de trabajos, como para los centros de formación estudiantiles y universitarios, cursos de actualización personal, softwares, clases particulares. De esta manera, cada persona logra satisfacer su necesidad de no quedarse estancado en medio de la delicada situación actual.

El informe de indicadores incluidos en el dosier teletrabajo y trabajo en movilidad en España y la unión europea, presentado por el ONTSI (Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad), destaca que el teletrabajo se ha incrementado en España hasta un 11,2% de la población ocupada (2.146.000 personas) durante los primeros 3 meses de 2021, siendo este el elemento decisivo que permite la coexistencia entre las medidas de prevención actuales y la actividad económica del país.


3.      Fabricantes de mascarillas

Si bien en el pasado la fabricación de mascarillas no tenía una gran demanda, en la actualidad se ha convertido en uno de los productos más utilizados diariamente. Las personas ahora se preocupan por obtener mascarillas de gran calidad y que además sean atractivas para protegerse ellos mismos, y también a los que les rodean.

Debido a esto, muchas personas han encontrado el negocio perfecto. Tal es el caso de la nueva empresa chilena “The Copper Company”. Un negocio encargado de producir textiles que tuviesen propiedades antibacterianas al estar creados con nanopartículas de cobre.

El cobre posee el beneficio que es antimicrobiano y hay distintos estudios que indican que un microorganismo o virus respiratorio muere a las cuatro horas sobre una superficie de cobre. En menos de un mes la empresa había vendido más de 60.000 mil mascarillas, generando más de 70 puestos de trabajo.

Otras empresas incluyendo no solo las grandes firmas de moda sino  también muchos negocios locales se diferencian por sus diseños atractivos sin sacrificar la protección en sus mascarillas.


La creación de empresas en España supera ya los niveles precrisis

Según datos publicados el 12 de julio del 2021 por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España, la creación de empresas en España ya superó los niveles registrados en años anteriores. Solo para junio del presente año, el incremento está por encima del 43% (9.666) frente a las 6.753 registradas en el mismo periodo, pero del año 2020 y del 28,8% (7.506) logrado en junio de 2019.

Además, en este periodo se constituyeron un total de 28.594 sociedades mercantiles, arrojando un aumento sustancial del 119,7% respecto al mismo trimestre de 2020. Comparándolo con el mismo trimestre, pero del 2019, también se puede decir que hubo un incremento del 14,3%.


Panorama del emprendimiento en España tras más de un año de pandemia

GEM España realiza de manera constante informes que denotan la evolución y el estado actual del emprendimiento de la región. La intención siempre es aportar contribuciones con información relevante que favorezcan la planificación, organización y desarrollos de ciertas actividades. Aunado a eso y respecto al resultado de algunas de las conclusiones que se pueden extraer del informe  GEM España 2020-2021 presentado en junio:

Tasa de Actividad Emprendedora (TEA)

Esta tasa corresponde al índice con que el GEM analiza y mide las iniciativas con menos de 3,5 años de vida en el mercado, con respecto a la población de 18 a 64 años. Esto quiere decir, por ejemplo, que si la TEA de un país se ubica en un 8%, significaría que, de cada 100 individuos, hay 8 que han emprendido en los últimos tres años y medio.

Dicha tasa se coloca en un 5,2% en la actualidad, las cuales corresponde al porcentaje de personas involucradas en una actividad emprendedora joven en España.

Tasa de abandono

Aunque la tasa de abandono se mantiene con respecto al 2020 (8%), la directora de GEM Isabel Neira explica, que a pesar de que esta tasa es muy pequeña en España, el problema está en que no se generan suficientes empresas, por eso invita a no abandonarlas. Además, alerta que la tasa de abandona es mucho mayor en el emprendimiento femenino.

Perfil de los emprendedores

El sector de servicios para empresas y servicios en general es el área en particular donde la actividad más creció en España. En su gran mayoría son pequeñas pymes con una nómina de entre 1 y 5 empleados. Ubicándolos por géneros, el 17% de esas pymes logran traspasar esa media de 5 empleados lideradas por hombre frente a un 10% con mujeres como cabeza.

 

Por otro lado, la empresa líder en la identificación “Spain Startup-South Summit” presento a finales del 2020, el mapa de emprendimiento. Un informe que revela resultados bastantes opuestos al GEM:

  • 6 de cada 10 españoles emprendedores lo son en serie, en otras palabras, ya poseían una empresa emergente. El porcentaje alcanzó un máximo histórico de 63%, lo que indica una menor probabilidad de fracaso de un nuevo proyecto gracias a la experiencia del fundador.
  • El promedio de vida de los startups en España crece a 2,5 años.
  • Los proyectos en fases de desarrollo o consolidados también incrementan a un 15% alcanzando los niveles de otros países referentes del mundo, como Europa (14%), Asia (15%), estados unidos y Canadá (16%)

 

Se dan varias condiciones que hacen más atractivo lanzarse a la aventura de emprender. Es momento de observar, leer y estar atento a todas las oportunidades que esta amarga situación pandémica nos presenta. Cualquier fuente es válida. Los medios de comunicaciones o las redes sociales, pueden servirnos como inspiración para identificar oportunidades que permitan generar negocios que aporten soluciones a los nuevos problemas actuales.

 


Comentarios