Alejandro Betancourt

viernes, 28 de mayo de 2021

El interés por las criptomonedas sigue en ascenso en África


En términos de territorio y población, África es el segundo continente más grande del mundo. Está conformado por 55 estados con economías totalmente desiguales, y esa brecha es la oportunidad casi perfecta para que entren las criptomonedas. Además, estas monedas virtuales (en esencial el bitcoin) tienden a ser vendidas con un margen comercial muy grande que puede incluso alcanzar el 100% debido a tres principales razones:

  1. En África el bitcoin es muy difícil de minar debido a los cambios climáticos y a la falta de infraestructura, la conexión a internet, la poca existencia de dispositivos inteligentes y la falta de apoyo de los comerciantes.
  2. Las criptomonedas poseen una gran demanda en este continente, esto debido a que las monedas nacionales son muy vulnerables a la hiperinflación.
  3. Como existe un escaso número de minoristas de criptodivisas, estos son capaces de fijar precios muy altos de las mismas.

La cierta falta de inflación de las monedas virtuales y las grandes oportunidades de beneficio hacen que estas sean muy populares en África. Así lo afianza la compañía noruega de investigación Arcane Research en su informe. En él muestra que los países africanos poseen una de las tasas de propiedad de criptoactivos más altas del mundo. Y es que, aunque el promedio mundial es del 7%, Sudáfrica ocupo el tercer lugar con el 13% y Nigeria el quinto lugar con 11%.

De hecho, el volumen de compra y venta, o Exchange, del Bitcoin en África rompió los récords del repunte alcista del 2017 que fue de casi USD 10 millones, alcanzando unos 11.6 millones de dólares en 2020.


¿Cómo se benefician los africanos de las criptomonedas?

  1. Pagar bienes y servicios. La mayor parte del comercio que rige en Suráfrica se beneficia del uso de criptoactivos. Los tokens se usan como canal para pagar ciertos bienes y servicios. Se logra una mayor rentabilidad al usar criptomonedas en lugar de la moneda inflacionaria de cada país.
  2. Inversión. Invertir en BTC es una de las opciones de los africanos. Pueden recurrir al Exchange para pagar productos, servicios, además de generar ganancia a futuro, el cual se considera uno de los principales beneficios de esta moneda pero también hay que tener en cuenta su alta volatilidad y la posibilidad de perder gran parte de lo invertido.


La popularidad y el desafío de las criptodivisas en África

Es innegable la gran popularidad de las monedas virtuales en África, sobre todo del Bitcoin. Entre los 5 países con más resultados en los motores de búsqueda relacionados al BTC están Uganda, Nigeria, Sudáfrica, Kenia y Ghana. Arcane Research también recalca que el mercado de remesas que genera África se encuentra en unos 48.000 millones de dólares anuales.

Un índice que incrementa aún más con el creciente uso por parte de los expatriados, quienes exploran esta alternativa para evadir sistemas de remesas centralizados, lentos y que cobran tarifas por transacción de hasta un 9%. Otros medios como el pago móvil tienen una comisión de alrededor de los 11%.

Estos factores, junto a la inestable hiperinflación de algunos estados africanos, contribuyen a que los criptoactivos sean una opción a tener en cuenta.


Nigeria un país pionero en el uso de criptomonedas


Un país con una población de casi 200 millones de personas, empobrecido a causa de las guerras y las ineficientes gestiones de sus gobernantes, ha encontrado en las criptomonedas un aliado para solventar las fallas estructurales que día a día aquejan a gran parte de sus ciudadanos.

Un tercio de los nigerianos usa las criptodivisas en su vida cotidiana, según la encuesta realizada en línea por la empresa Statista en febrero de 2021. Nigeria lidera la lista de 74 países enmarcados en dicho reporte global, la más alta proporción para cualquier otro país del mundo con respecto a su población.

Y muy pesar de que desde el 2017 existen diversas prohibiciones por parte del Banco Central de Nigeria sobre su uso, se registran 1.1 millones de dólares mensualmente en operaciones con criptomonedas en la plataforma Paxful, con un promedio de 100$ por transacción, lo que equivale a casi el 50% del valor registrado en USA.

Por otra parte, se pronostica que para el año 2050 la ciudad nigeriana más poblada, Lagos, se transformará en una metrópolis de más de 32 millones de habitantes, y que para el 2100 se convertirá en el líder absoluto de indicador mundial en criptomonedas.


Zimbabue, El país con la mayor hiperinflación, ve en la criptografía local una alternativa

Este país se enfrenta a una gran crisis económica, con un índice inflacionario de alrededor de 500%. Debido a esto, un grupo de empresarios ha decidido lanzar Zimbocash (ZASH). Esta criptomoneda ha sido bien recibida en la red local en los últimos meses. Zimbabwe Independent afirma en un informe que su inclusión crecerá progresivamente, creando una gran alternativa al dinero sólido para todos sus ciudadanos, que sufren el gran deterioro de su dólar.

El Bitcoin es otro aliado para los zimbabuenses. Cuando la inflación se disparó en 2015, obligando al gobierno retirar los billetes de 100 billones de dólares zimbabuenses (ya que cada uno equivalía a 40 centavos de USD), algunos ciudadanos recurrieron al BTC para ordenar sus finanzas y crear un sistema de gastos completamente nuevo.


El bitcoin es un gran reto para muchos


La velocidad de las transacciones con bitcoin ha sido para muchos un gran obstáculo, ya que el pago con BTC puede tardar hasta una hora. Esto resulta poco práctico y atractivo para muchos africanos que solo necesitan hacer pequeños pagos por artículos básicos. Muy evidente sobre todo si se compara con otras criptomonedas, por ejemplo, la keniana “M-pesa”, que a través de un sistema de pago móvil realiza estos procesos en menos de 5 segundos.

Las altas tasas por transacción es otro de los grandes dilemas. Para junio del 2020, el envío de BTC costaba más de 7$. Tal vez no parezca muy alto cuando se hacen negociaciones transfronterizas, pero, para un africano en una zona rural que quiera pagar un servicio, el coste es sumamente alto.

La volatilidad es otro factor implacable para comerciantes, ciudadanos e inversores a la hora de usar el bitcoin. Los cambios que se producen en el mercado pueden originar fluctuaciones muy extremas y repentinas en el precio del BTC, sufriendo caídas no de cientos, sino de miles de dólares. Además, predecir esas fluctuaciones o comportamiento puede ser un trabajo bastante agobiante.


Opciones a futuro

La búsqueda de soluciones no para. Grandes figuras africanas continúan haciendo grandes esfuerzos para incorporar alternativas que mejoren la economía regional y la calidad de vida de sus habitantes. un par de ellas se describen a continuación.


Akoin, la criptomoneda en auge del cantante AKON


La fase de prueba de esta moneda se realizó apenas en noviembre de 2020. Tras su éxito, Akoin ya se encuentra lista para su implementación completa en la ciudad médica y tecnológica de Mwale, Kenia, con un total de 2.000 millones de dólares a partir de julio de este año.

Una vez que Akoin (AKN) esté completamente establecida, estará disponible para que los trabajadores y residentes de la zona puedan recibir sus salarios en AKN, hacer micro transacciones, transferencias y recargas, entre otras funciones. Además, recibirán una tarjeta física que estará conectada a la billetera AKN, permitiendo realizar transacciones en más de 40 millones de plataformas comerciales alrededor del mundo.


Nueva asociación en el criptoespacio busca abordar desigualdades financieras en África

Sesacash, plataforma de finanzas y pagos virtuales, anunció el año pasado que estaba trabajando en un proyecto con la empresa de criptocomercio peer-to-peer Cryptolocally. Esta unión tiene como objetivos fundamentales:

  • Resolver los distintos problemas a los que se enfrenta el sector financiero africano.
  • Introducir a la economía Africana un ecosistema cripto que les permitirá a sus ciudadanos disfrutar de pagos transfronterizos más económicos y rápidos, tanto dentro como fuera del continente.
  • Crear conciencia en el sector empresarial sobre la utilización de los criptoactivos y cómo estos pueden ayudar a las empresas a facilitar el crecimiento de sus negocios más allá de las fronteras.

Esta asociación, además, pretende innovar ofreciendo tarjetas de débito físicas de criptomonedas para compras y pagos de bienes, servicios y/o productos cotidianos, reduciendo las complejidades involucradas en las transacciones con cripto como el uso del Exchange o billeteras.


Autoridades de este continente y del mundo en general no han querido aceptar plenamente las criptodivisas y en muchos casos son prohibidas. A pesar de que los gobiernos africanos, el dinero fiduciario y las criptomonedas todavía no se llevan bien juntos, se pronostica que estas se sigan desarrollando.

Países como Ghana, Zimbabue y Nigeria son ejemplo de este desarrollo, será interesante ver de que manera superan los muchos retos pendientes, incluyendo la reciente volatilidad tras la intervención en su contra por parte de naciones como China y Japón.