martes, 18 de marzo de 2014

Derwick mejora las capacidades energéticas y tecnológicas de Venezuela



Durante las jornadas de trabajo que hemos desarrollado en España hemos tenido la oportunidad de charlar con algunos medios de comunicación de aquel país. Os dejo algunos párrafos de lo recogido por la revista española Sector Ejecutivo:

La empresa termoeléctrica Derwick se ha posicionado, gracias a la labor que ha desarrollado en los últimos años, al frente del sector eléctrico de Venezuela. Ahora es, como asegura su presidente Alejandro Betancourt a la revista española Sector Ejecutivo, “una empresa reconocida que da respuestas reales, tanto en proyectos de ingeniería, procura y construcción de plantas eléctricas, como en todo lo que se refiere a operación y mantenimiento de centrales”.




El trabajo y el buen hacer de sus técnicos y directivos ha sido clave, puesto que la empresa no era muy conocida cuando se le encomendó la misión de construir once plantas termoeléctricas, razón por la que ha recibido muchas críticas en su corta andadura. Sin embargo, Betancourt se siente orgulloso del trabajo de su equipo, que cuenta con los técnicos “más cualificados” y la gente “más experimentada”, que han permitido a Derwick responder con acciones, no sólo con palabras.

En este tiempo, Derwick ha construido once plantas termoeléctricas –algunas de ellas forman parte del anillo de Caracas– que han permitido incrementar la capacidad del sector eléctrico venezolano en 1.216 megavatios. El presidente de la compañía considera que “frente a lo que hicieron otras empresas internacionales, Derwick dio un paso adelante y asumió el reto planteado por los clientes”.

Una vez demostrada su valía en el sector nacional, Betancourt plantea el salto internacional de la empresa, con inversiones en España y otros países de América Latina, y abre las puertas a colaborar con las empresas españolas. En su reciente viaje al país europeo, se ha reunido con algunos de los dirigentes de las empresas del sector español.

A pesar de planear su expansión, Derwick no abandona su trabajo en Venezuela. Por esta razón, se ultima la puesta en marcha del Centro Tecnológico de Turbinas, uno de los diez más grandes del mundo, para el que realizado una inversión de 40 millones de dólares. Este proyecto busca un doble objetivo: dar respuesta a las necesidades de la industria eléctrica y petrolera de Venezuela, para que disponga de una asistencia técnica del máximo nivel; y transferir las últimas innovaciones tecnológicas al terreno local.