domingo, 28 de junio de 2020

Ventajas y costo del teletrabajo para el trabajador y para la empresa


El trabajo desde casa ya era una realidad bastante funcional para algunas empresas, pero la actual situación sanitaria ha forzado la implementación del teletrabajo en un panorama en el que las alternativas eran esta migración o la suspensión de actividades.

Sin embargo, hay varios temas que no han quedado esclarecidos del todo debido a la velocidad de implementación del cambio. Las alteraciones en las facturas de los servicios de telefonía, internet y electricidad han hecho que en algunos casos surjan ciertas dudas sobre la conveniencia de esta modalidad de trabajo.
Hoy hablemos de la realidad a nivel de costos que implica la migración del trabajo de la oficina a la casa tanto para empresas como para trabajadores.

¿El empleado está asumiendo gastos que no le corresponden?

El gran disparador de esta duda ha sido la factura de luz. ¿Qué ha cambiado en realidad? ¿Cuánto le cuesta a un empleado trabajar desde casa?
Dadas las circunstancias actuales, en muchos casos se usó el teletrabajo como una solución efectiva para mantener en la medida de lo posible la operatividad de las empresas. Hay equipos y servicios que son vitales para poder trabajar desde casa, entre ellos: teléfono móvil, ordenador o portátil, conexión a internet, línea telefónica y energía eléctrica.
Como norma, los empleados cuentan con todo esto en sus puestos de trabajo, además del espacio físico adecuado. Ante esta eventualidad, algunas empresas se han encargado de proporcionar un sistema completo para trabajar a distancia, no solo el equipamiento necesario, sino que además reconocen y compensan a los trabajadores por los costos de los servicios utilizados.
Pero en algunos casos, los trabajadores hacen uso de sus propios medios para garantizar el cumplimiento de sus actividades laborales. Y aunque reciban ordenador, móvil y línea corporativa en casa, las facturas de la luz corren de su cuenta.
Las proyecciones de Selectra publicadas por ABC señalan que, al teletrabajar, comer en casa y usar mas los equipos electrónicos, la factura de la electricidad debía subir unos 26 euros en un hogar promedio de 4 personas (pareja con dos hijos). Esto implica un aumento del 50% en el recibo para las mismas fechas. Sin embargo, aclaran que el uso de un ordenador portátil sube el importe facturado en unos tres euros al mes.
Además, el portal El Independiente comenta que parte del aumento del consumo de la electricidad que se está registrando en los hogares se verá compensado por el bajo precio que registra actualmente el servicio eléctrico, de acuerdo a declaraciones de varias fuentes del sector eléctrico.

Trabajo remoto: ¿un gasto o un ahorro para el empleado?

Sobre este punto, el portal El Observador comenta las impresiones del fundador de Jobing, una consultora de teletrabajo argentina. El hombre afirma que al comparar los costos en tiempo y dinero que suponen la alimentación, el transporte y la ropa para ir a trabajar diariamente con el aumento en las facturas de electricidad, climatización o telefonía en la estructura de costos domésticos, el empleado sale ganando a nivel económico y por mucho.  


¿Realmente las empresas ahorran cuando sus empleados trabajan desde casa?

Hay que tener en cuenta dos factores importantes:
La primera es sobre los gastos de oficina, que son bastante relativos. En el área de trabajo, la climatización puede representar hasta el 50% del consumo energético total, seguido por la iluminación con un 25%, los equipos de trabajo con un 15% y finalmente los ascensores con un 10%.


En oficinas en las que toda la plantilla realiza el trabajo desde casa, se pueden reducir casi en su totalidad estos costos a excepción de los gastos fijos. Sin embargo, en las grandes empresas en las que parte del equipo ha debido trabajar de manera presencial, el acondicionamiento y la iluminación general se sigue usando como de costumbre.

El segundo factor sería los gastos que supone para la empresa equipar la oficina en casa de cada trabajador con las herramientas tecnológicas que necesiten. Pero, estos podrían considerarse como una inversión a medio plazo.
La actual crisis ha puesto de manifiesto los beneficios de la modalidad del trabajo no presencial, en aquellos puestos en los que resulta posible. Tanto el gobierno como las compañías ahora comprenden que es fundamental asegurar que estas últimas estén preparadas para actuar en un entorno digital.
En el Real Decreto-ley 8/2020 se proponen medidas para garantizar la continuidad del teletrabajo en el corto y medio plazo, entre ellas:
El Estado apoyará financieramente, mediante la financiación del Instituto de Crédito Oficial ICO para las PYMES la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización de la PYME y las soluciones de teletrabajo, movilizando en los próximos dos años más de 200 millones de euros

Recomendaciones para que teletrabajar beneficie a ambas partes

No solo ahora, sino que probablemente en adelante, el trabajo no presencial cobrará fuerza en más puestos de trabajo. Si se establecen las condiciones, empresa y empleado pueden resultar muy favorecidos.
Entre las ventajas de esta modalidad se aprecia una menor inversión en instalaciones y su acondicionamiento, la posibilidad de trabajar y contratar talento sin fronteras, y a su vez de retener a los mejores empleados.

Profesiones u oficios en los que se recomienda el teletrabajo

Si bien el trabajo no presencial no es factible en todos los puestos, he aquí algunas de las plazas en las que mejor resulta:
  • Marketing digital. La analítica web o gestión de redes sociales, por ejemplo, se puede llevar a cabo desde cualquier locación.
  • Contabilidad. Ya no es necesario que el contable esté cada día en la empresa, incluso es muy común el outsourcing de autónomos para esta área.
  • Redacción y traducción. El manejo de contenido de entretenimiento, investigación, noticias, publicitario, blogs y demás ya se hace mayormente desde casa hoy en día.
  • Diseño, en muchos campos: de interiores, de páginas web, gráfico, de modas, entre otros.
  • Atención al cliente. En la actualidad, el número de teléfono de la empresa no está atado ni al equipo telefónico ni a una ubicación geográfica. Este servicio se puede ofrecer desde y hacia cualquier parte del mundo mediante outsourcing por llamadas, chats y correos.
  • Asistencia virtual. Atender correos, llamadas y muchas otras tareas sencillas pero que demandan tiempo. Secretarias y asistentes pueden hacer un trabajo fantástico desde casa y así, hacer más ligera la carga del empleador durante media jornada o a tiempo completo.
  • Docencia. No solo hablamos de profesores titulados enseñando a sus alumnos, aquí también se incluye la impartición de cursos profesionales, clases particulares y sesiones de actividad física dictadas con material en línea o videoconferencias, por ejemplo.

Consejos para no afectar el consumo eléctrico al trabajar en casa

Realizar ajustes tanto en los hábitos como en el área de trabajo permitirá conseguir una considerable disminución de consumo energético y, en consecuencia, un ahorro económico. Alternativas muy favorables y sencillas de implementar que benefician mayormente a aquellos trabajadores a los que no se les están reconociendo estas facturas y a quienes trabajan de forma autónoma. Entre ellos:
  • A ser posible, utiliza un ordenador portátil en lugar de uno de escritorio.
  • Elegir para la oficina en el hogar un espacio con iluminación natural suficiente y una temperatura adecuada para garantizar comodidad, rendimiento y a su vez, usar menos luz artificial.
  • Identificar las franjas horarias en las que la tarifa es más económica puede ayudar a ajustar los horarios de ocio y productividad.
  • La planificación y organización de la jornada laboral en casa es fundamental para no extender el horario de trabajo y el consumo energético más de lo necesario.

El trabajo remoto es una maravillosa apuesta para pequeñas y medianas empresas cuando se hace de mutuo acuerdo y se toman en cuenta las consideraciones descritas anteriormente.
Lo abrupto de esta migración ha generado en algunos casos incomodidades tanto para el empresario como para el trabajador. Sin embargo, y como hemos podido ver aquí, a pesar de estarse llevando a cabo dentro de la excepcionalidad actual, permite mantener al equipo en activo y productivo en sus puestos de trabajo sin verse afectados económicamente y garantizar la operatividad del negocio para el cual trabajan.


domingo, 21 de junio de 2020

6 consejos para dar una videoconferencia online con éxito


El repentino auge del teletrabajo ha hecho que las reuniones laborales, conferencias e incluso entrevistas en línea formen parte de la nueva rutina tanto si nos gusta o si estamos preparados como si no. Ahora, incluso se hacen encuentros virtuales para mantener la motivación y dinámica del equipo de trabajo.


Otro factor que ha influido en el repunte de esta forma de comunicación es su uso para la impartición de conocimientos en cualquier área imaginable. Lucrarse mediante videocursos en línea también es una excelente manera de emprender. Pero saber cómo transmitir tus conocimientos a través de la pantalla puede ser el mayor desafío de tu nuevo negocio.
Para muchos, hacer uso de esta estrategia no ha sido fácil: la cámara puede desatar el miedo escénico, algunos sienten que es más difícil que su mensaje traspase la pantalla. Pero toca aprender y hacer de esto parte de la nueva normalidad para que el trabajo remoto de tan buenos frutos como el trabajo presencial.  
Para hoy hemos compilado una serie de consejos que ayudarán a lograr una mayor preparación antes de sentarse frente a la cámara:


1.      Organizar el contenido

En una videoconferencia no se debe de improvisar. Por eso, el contenido se debe preparar minuciosamente procurando cubrir todos los aspectos deseados. Se recomienda estructurar puntos cortos y específicos según el alcance del tema, explicados de manera clara y sencilla. Estima los tiempos que te lleva cumplir cada uno y verifica que cumplan con la duración estipulada para el evento.
Además de tu discurso, debes preparar presentaciones o documentos que ayuden a esclarecer y visualizar lo que quieres decir. Usa tu ingenio para buscar herramientas que te permitan cruzar la frontera virtual: optar por más imágenes y gráficos antes que texto sirve de estímulo sensorial para captar y retener la atención de los participantes, y a su vez, mejora la comprensión del mensaje.


2.      Conexión con la audiencia

Según señala el portal El Observador, para lograr que el mensaje traspase la pantalla y ganar la atención de los asistentes durante toda la charla debes esforzarte en crear una conexión emocional.
Para esto, es necesario aportar un toque de espontaneidad: un trato amigable, sin lenguaje rebuscado, y fomentar la participación de los asistentes mediante preguntas fuera de guion para que se sientan involucrados. Esto, siempre y cuando no se pierda el orden ni se afecte el timing.
La estrategia del storytelling también es de gran ayuda para generar empatía. Consiste en narrar una vivencia personal que haga que los oyentes se sientan identificados con el tema. Esto no se hace de manera improvisada, sino que forma parte de la estructura de la videoconferencia.


3.      Control de tiempo


Es importante planificar el contenido de la reunión en base al propósito de la misma y la cantidad de asistentes. Ser directo, ir al grano y hacerlo de forma amigable y amena puede ser todo un desafío para quienes acostumbran a darle muchas vueltas al asunto. Pero insistimos, todo es cuestión de organización. En cuanto a los tiempos podemos sugerir las siguientes duraciones:
  • 15 a 30 minutos en discusiones entre dos personas.
  • 30 a 45 minutos en reuniones de equipo.
  • 60 a 90 minutos para conferencias.
cuando hay varios exponentes, un tiempo de 45 minutos de charla y máximo 15 para preguntas y respuestas es lo común. Por cierto, se aconseja que si es posible, las preguntas sean enviadas antes del evento para que se pueda preparar una respuesta adecuada que eduque a todo el grupo.
Además, se deben coordinar descansos entre un conferencista y otro. Al igual que en un evento presencial, los asistentes necesitarán comer algo, ir al baño o estirarse un poco antes de seguir. No es recomendable organizar eventos de más de 2 horas, así que es mejor hacer agendas semanales, por ejemplo, que saturar todo un día con presentaciones en línea.
Fomenta la participación de la audiencia cada cierto tiempo, ya sea de manera espontánea o a través de preguntas según el tipo de reunión para mantenerla despierta y atenta.


4.      Elige un buen fondo


Por tonto que pueda parecer, el fondo es un elemento de gran importancia. Y es que, si usas uno cargado de elementos acabará por robarse la atención. Sabemos que algunos oradores gustan de presumir la decoración de su hogar, pero en los casos en los que se quiere que los asistentes realmente se concentren en el discurso, lo más aconsejable es usar de fondo una pared de color claro o blanco, con la menor cantidad de objetos posible. De esta manera, el foco serás tú.

5.      Calidad del internet


Este es otro factor delicado a la hora de elegir la habitación del hogar en la que se llevará a cabo la reunión en línea. Asegúrate de estar dentro del alcance y lo más cerca posible del dispositivo Wi-Fi o repetidor para evitar fallas de conexión. De igual manera, revisa que tu internet funcione correctamente unos minutos antes de iniciar el evento. Si la comunicación con el router no es buena ,podría no haber suficiente ancho de banda para transmitir una buena señal de vídeo o audio.

6.      Vestimenta apropiada


No porque el formato de presentación sea virtual y desde el hogar significa que sea buena idea usar tu ropa cómoda de casa.  Vístete para la ocasión, y no solo de la cintura para arriba. Puede surgir algún inconveniente técnico o domestico que requiera que te levantes para atenderlo. Al igual que el fondo, la ropa que elijas no debe distraer a la audiencia. Es un evento laboral, así que puedes elegir entre algunos de los atuendos que sueles usar en la oficina.


7.      Haz una revisión técnica:


Con antelación, revisa que todos los elementos técnicos para que llegado el momento funcionen de maravilla. Te sugerimos hacer lo siguiente:
  • Descarga en tu ordenador el software que se utilizará para la conferencia. Si ya lo tenías, revisa que no requiera actualizaciones. Comúnmente, estos te permiten realizar pruebas de imagen y sonido e incluso, grabar un pequeño video para que puedas visualizar cómo serás visto por los demás. Dicha prueba de sonido te ayudará a darte cuenta de que, a diferencia de las conferencias presenciales, no es necesario subir el tono de voz. Tu volumen natural funciona perfectamente.
  • Chequear la cámara con anterioridad te ayudará a seleccionar la mejor zona de tu hogar para montar tu videoconferencia. Además, te permitirá notar si hace falta agregar iluminación adicional para una imagen mas clara y nítida.
  • Lo más adecuado es utilizar auriculares con micrófono (como los audífonos manos libres que traen los móviles). La amplitud del micrófono del portátil podría captar algún ruido de fondo de la casa, mientras que el de los manos libres se concentrará en tu voz.
  • Sabemos lo cómodo que puede ser una videollamada desde el móvil, pero cuando de videoconferencias laborales se trata, se recomienda utilizar el ordenador o la portátil, ya que es muy probable que se compartan pantallas y debes poder verlas tal y como se transmiten y a buen tamaño.
  • Lo más probable es que compartas tu pantalla y muestres material que apoye tu presentación, así que tomate tu tiempo para revisar todos los documentos que planees utilizar, que no tengan errores ortográficos, que se reproduzcan sin problema y que sigan la secuencia planeada.

Personalmente, creo que por mucho que ayuden todas estas soluciones virtuales a mantener la comunicación del equipo, para quien está acostumbrado al trato en persona nunca será lo mismo. Pero es innegable que han llegado para quedarse. Así que lo mejor que se puede hacer es aprender a usarlas de la mejor manera posible para aprovechar su potencial y sacarles el máximo provecho.



sábado, 6 de junio de 2020

Ideas de negocios en auge en España en 2020

Siempre se puede sacar algo positivo, hasta en los tiempos más difíciles.

Y en la actualidad, si bien la pandemia le ha dado un duro golpe a la economía, también aclara el panorama empresarial, mostrando que hay modelos de negocio capaces de sobrevivir las más duras adversidades y algunos han conseguido crecer muy notablemente.






Si buscas ideas en auge para abrir un comercio fructífero y sostenible en el tiempo, ya sea físico o virtual, hemos compilado dentro de las siguientes categorías varias opciones con los motivos y características más destacables detrás de su éxito:


Comercio electrónico

La tendencia de la venta en línea lleva años creciendo y los márgenes de facturación son cada vez mayores. 


Los motivos que hacen que vender por internet sea cada día más factible para todos incluyen:
  • Poder vender en línea así tengas o no una tienda física.
  • Poder comercializar productos terminados, servicios o contenido.
  • Al tener que invertir en menos recursos para vender, se pueden ofrecer productos a un precio más atractivo y aumentar las ventas.
  • Gracias al comercio electrónico se pueden superar barreras geográficas con gran facilidad.
  • Con la integración de las redes sociales y el móvil mejora la posibilidad de llegar a más compradores.
  • Cada vez se le hace más fácil al cliente pagar por lo que compra al ofrecer una variedad de métodos de pago, incluyendo tarjetas prepagadas o fondos de monederos electrónicos.
Otra vuelta que le podemos dar a esta categoría es la creación de tiendas en línea. En momentos como el presente, este servicio ha de ser bien solicitado a juzgar por el crecimiento del e-commerce. De hecho, como citamos en nuestro artículo anterior, desde la segunda quincena de marzo este sector ha registrado una evolución histórica de hasta 180% y un promedio de gasto en compras online que pasó de 47 a 95 euros.

Servicios a domicilio


Siguiendo la línea anterior, el comercio electrónico se ha vuelto también una ventana para que tanto autónomos como empresas expongan todo tipo de servicios a domicilio. Aquí hay tres ramas muy destacables:
  • Estética. Gracias a las redes y al internet, los secretos de belleza ya no son tan secretos, exponiendo técnicas, tratamientos y entrenamientos que dejan a muchos deseosos de disfrutar de sus beneficios. Y es que se puede generalizar el deseo de un aspecto físico impecable e incluso, envidiable. Por eso, se abren cada vez más centros estéticos, gimnasios o spas en las calles. Pero así como hay muchos clientes que quieren invertir tiempo y esfuerzo en su apariencia, una buena parte de ellos pretende que todo suceda por arte de magia. Hay muchos de estos servicios que se pueden ofrecer cómodamente en la casa del cliente, entre ellos: masajes, extensiones de pestañas, peinados maquillaje, uñas o peluquería.
  • Hacer la compra ya no tiene por qué ser una tarea frecuente que consuma tiempo. Es muy común ver distintas plataformas que se ofrecen a gestionar por el cliente su lista del mercado, escogiendo vegetales, frutas, empacados, carnes, y cualquier producto en disponible. Luego verifican el pedido y lo llevan a la puerta de su casa. La actual pandemia ha hecho que estos negocios proliferen y que aumente la base de clientes potenciales que ya se vieron forzados a probarlo por la cuarentena.
  • Lavado de auto. Hacer cola o esperar en el café del lavado de coches paso de ser una necesidad a una opción. Y es que ahora se puede solicitar el lavado de coche a domicilio. Una vez limpio incluso se puede entregar donde y cuando se indique. ¡Excelentes noticias!

Comida


Parece una idea cliché, que ya hay demasiadas tiendas de comida, cafés, restaurantes  y similares en el mercado. Pero la verdad es que sin comida no se vive. Es la combinación perfecta entre necesidad, cultura y placer. Y en momentos de crisis, el sector alimentos es el único que no deja de vender.
Una propuesta bien concebida, que aporte valor o se diferencie de sus competidores siempre contará con la aceptación del público en la cotidianidad y podrá sobrevivir a los momentos más duros.

Restaurantes especializados


Una mayor preocupación por el medio ambiente, por preservar la vida animal, por cuidar de nuestro cuerpo y beneficiarlo con el consumo de alimentos que realmente le aporten lo que necesita. Esto ha fomentado en los últimos años el crecimiento de una conducta más consciente entre los consumidores.
Se ha generado un nuevo tipo de cliente que lee los ingredientes en menús y etiquetas, buscando identificar en ellas características que respeten sus necesidades alimenticias. Quienes se mueven en esta misma línea de valores tienen una excelente oportunidad de negocio frente a sus ojos.
No solo se trata de negocios que vendan ingredientes sustitutos y snacks saludables, o de limitar al consumidor a la bendita ensalada. Algunas opciones en esta categoría incluyen:
  • Restaurantes con alternativas saludables a la comida chatarra como hamburguesas de soja o tacos vegetarianos, por ejemplo.
  • Un camión de comida saludable y apetecible para acercar aún más esas propuestas tanto a quienes siguen regímenes alimenticios como a quienes no.
  • Postres especializados libres de culpas para llevar o disfrutar en el lugar: sin gluten, sin azúcar, sin lácteos, sin huevo, sin harinas, keto... Parece imposible, pero hay muchas personas con talento que ofrecen estas deliciosas alternativas para que nadie se prive de un dulce.


Big data


No solo se trata de almacenar números. La importancia del big data radica en la interpretación de estos datos relevantes transformándolos en respuestas a determinadas preguntas sobre los clientes o el mercado, o en ideas que se puedan monetizar. La información es poder.
Esta habilidad se ha vuelto imprescindible para muchísimas empresas, comúnmente en el sector  bancario, hospitalario, salud y comercio, buscando mejorar procesos de toma de decisiones y predecir situaciones futuras.
Según el informe realizado por InfoJobs sobre el Estado del mercado laboral en España
  • El Big Data sigue siendo una apuesta sólida para aumentar las fuentes de ingresos de las compañías, consolidar sus estrategias de personalización y fidelización de los clientes e impulsar su transformación digital. 
  • En los últimos años, la proliferación de dispositivos móviles, sensores inalámbricos y cámaras de información ha ampliado y diversificado de manera significativa la información que las empresas e instituciones guardan sobre consumidores, clientes o pacientes.

También sostiene que en España se solicitaron 6.413 profesionales de big data en 2018, mostrando esta profesión un aumento de 17% sobre el año anterior. Estos trabajadores devengan un salario bruto promedio de 39.730 euros. Un negocio bastante atractivo.

Clases online


En algunas de sus formas, compartir tus conocimientos, habilidades o estrategias en línea puede ir muy de la mano del modelo de negocio anterior, ya que en esta categoría agrupamos:

E-learning

El e-learning no para de crecer por ser la favorita de los emprendedores individuales. Lo que a ti se te da de manera simple y natural, a muchos no. Y es allí donde radica la variedad de conocimientos que se comparten hoy día en internet.
De hecho, mientras más puntual sea la habilidad, mayor probabilidad de éxito tendrá por la falta de competencia. Y siempre hay alguien que necesita lo que tienes para ofrecer.

Entrenador online

Aquí están quienes comparten y venden sus propias rutinas de entrenamiento físico: entrenadores personales, gimnasios virtuales, talleres de yoga o de cualquier otra disciplina. Verdaderas alternativas al tradicional centro de fitness.

Infoproductos para terceros

Entiéndase como infoproducto todo aquel bien que se distribuye a través de la web: ebooks, podcasts, cursos online, manuales… la verdad es que cada vez surgen más y más tipos de infoproductos que han vuelto de este modelo de negocio uno altamente escalable. Tanto así, que incluso encontramos ahora empresas encargadas de producir contenido de mayor calidad, lanzándolo al mercado junto a una buena estrategia de ventas, asegurando alta rentabilidad.

La lista anterior no pretende ni mucho menos ser exhaustiva. Estas propuestas de negocio no son ni mucho menos las únicas válidas o rentables; pueden servir como ideas para considerar por quienes quieran comenzar a emprender en 2020 o los que consideren expandir o cambiar su negocio actual.
Predecir con exactitud lo que depara el futuro es imposible. Al montar un negocio podemos realizar planes de negocio, pero el resultado final es siempre una incógnita, no obstante, considero que es fundamental para quienes buscan montar un negocio que se haga no solo en base al objetivo de aprovechar un momento de auge, sino que además se cuente con un plan para generar ingresos y adaptarse a lo largo del tiempo.
Lo más importante es dedicarse a algo no solo por el posible rendimiento económico que pueda producir, sino por el valor que pueda aportar tu pasión, capacidades y conocimientos en el sector que elijas. Es ahí donde se encuentra el modelo de negocio ideal para cada uno.