domingo, 28 de junio de 2020

Ventajas y costo del teletrabajo para el trabajador y para la empresa


El trabajo desde casa ya era una realidad bastante funcional para algunas empresas, pero la actual situación sanitaria ha forzado la implementación del teletrabajo en un panorama en el que las alternativas eran esta migración o la suspensión de actividades.

Sin embargo, hay varios temas que no han quedado esclarecidos del todo debido a la velocidad de implementación del cambio. Las alteraciones en las facturas de los servicios de telefonía, internet y electricidad han hecho que en algunos casos surjan ciertas dudas sobre la conveniencia de esta modalidad de trabajo.
Hoy hablemos de la realidad a nivel de costos que implica la migración del trabajo de la oficina a la casa tanto para empresas como para trabajadores.

¿El empleado está asumiendo gastos que no le corresponden?

El gran disparador de esta duda ha sido la factura de luz. ¿Qué ha cambiado en realidad? ¿Cuánto le cuesta a un empleado trabajar desde casa?
Dadas las circunstancias actuales, en muchos casos se usó el teletrabajo como una solución efectiva para mantener en la medida de lo posible la operatividad de las empresas. Hay equipos y servicios que son vitales para poder trabajar desde casa, entre ellos: teléfono móvil, ordenador o portátil, conexión a internet, línea telefónica y energía eléctrica.
Como norma, los empleados cuentan con todo esto en sus puestos de trabajo, además del espacio físico adecuado. Ante esta eventualidad, algunas empresas se han encargado de proporcionar un sistema completo para trabajar a distancia, no solo el equipamiento necesario, sino que además reconocen y compensan a los trabajadores por los costos de los servicios utilizados.
Pero en algunos casos, los trabajadores hacen uso de sus propios medios para garantizar el cumplimiento de sus actividades laborales. Y aunque reciban ordenador, móvil y línea corporativa en casa, las facturas de la luz corren de su cuenta.
Las proyecciones de Selectra publicadas por ABC señalan que, al teletrabajar, comer en casa y usar mas los equipos electrónicos, la factura de la electricidad debía subir unos 26 euros en un hogar promedio de 4 personas (pareja con dos hijos). Esto implica un aumento del 50% en el recibo para las mismas fechas. Sin embargo, aclaran que el uso de un ordenador portátil sube el importe facturado en unos tres euros al mes.
Además, el portal El Independiente comenta que parte del aumento del consumo de la electricidad que se está registrando en los hogares se verá compensado por el bajo precio que registra actualmente el servicio eléctrico, de acuerdo a declaraciones de varias fuentes del sector eléctrico.

Trabajo remoto: ¿un gasto o un ahorro para el empleado?

Sobre este punto, el portal El Observador comenta las impresiones del fundador de Jobing, una consultora de teletrabajo argentina. El hombre afirma que al comparar los costos en tiempo y dinero que suponen la alimentación, el transporte y la ropa para ir a trabajar diariamente con el aumento en las facturas de electricidad, climatización o telefonía en la estructura de costos domésticos, el empleado sale ganando a nivel económico y por mucho.  


¿Realmente las empresas ahorran cuando sus empleados trabajan desde casa?

Hay que tener en cuenta dos factores importantes:
La primera es sobre los gastos de oficina, que son bastante relativos. En el área de trabajo, la climatización puede representar hasta el 50% del consumo energético total, seguido por la iluminación con un 25%, los equipos de trabajo con un 15% y finalmente los ascensores con un 10%.


En oficinas en las que toda la plantilla realiza el trabajo desde casa, se pueden reducir casi en su totalidad estos costos a excepción de los gastos fijos. Sin embargo, en las grandes empresas en las que parte del equipo ha debido trabajar de manera presencial, el acondicionamiento y la iluminación general se sigue usando como de costumbre.

El segundo factor sería los gastos que supone para la empresa equipar la oficina en casa de cada trabajador con las herramientas tecnológicas que necesiten. Pero, estos podrían considerarse como una inversión a medio plazo.
La actual crisis ha puesto de manifiesto los beneficios de la modalidad del trabajo no presencial, en aquellos puestos en los que resulta posible. Tanto el gobierno como las compañías ahora comprenden que es fundamental asegurar que estas últimas estén preparadas para actuar en un entorno digital.
En el Real Decreto-ley 8/2020 se proponen medidas para garantizar la continuidad del teletrabajo en el corto y medio plazo, entre ellas:
El Estado apoyará financieramente, mediante la financiación del Instituto de Crédito Oficial ICO para las PYMES la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización de la PYME y las soluciones de teletrabajo, movilizando en los próximos dos años más de 200 millones de euros

Recomendaciones para que teletrabajar beneficie a ambas partes

No solo ahora, sino que probablemente en adelante, el trabajo no presencial cobrará fuerza en más puestos de trabajo. Si se establecen las condiciones, empresa y empleado pueden resultar muy favorecidos.
Entre las ventajas de esta modalidad se aprecia una menor inversión en instalaciones y su acondicionamiento, la posibilidad de trabajar y contratar talento sin fronteras, y a su vez de retener a los mejores empleados.

Profesiones u oficios en los que se recomienda el teletrabajo

Si bien el trabajo no presencial no es factible en todos los puestos, he aquí algunas de las plazas en las que mejor resulta:
  • Marketing digital. La analítica web o gestión de redes sociales, por ejemplo, se puede llevar a cabo desde cualquier locación.
  • Contabilidad. Ya no es necesario que el contable esté cada día en la empresa, incluso es muy común el outsourcing de autónomos para esta área.
  • Redacción y traducción. El manejo de contenido de entretenimiento, investigación, noticias, publicitario, blogs y demás ya se hace mayormente desde casa hoy en día.
  • Diseño, en muchos campos: de interiores, de páginas web, gráfico, de modas, entre otros.
  • Atención al cliente. En la actualidad, el número de teléfono de la empresa no está atado ni al equipo telefónico ni a una ubicación geográfica. Este servicio se puede ofrecer desde y hacia cualquier parte del mundo mediante outsourcing por llamadas, chats y correos.
  • Asistencia virtual. Atender correos, llamadas y muchas otras tareas sencillas pero que demandan tiempo. Secretarias y asistentes pueden hacer un trabajo fantástico desde casa y así, hacer más ligera la carga del empleador durante media jornada o a tiempo completo.
  • Docencia. No solo hablamos de profesores titulados enseñando a sus alumnos, aquí también se incluye la impartición de cursos profesionales, clases particulares y sesiones de actividad física dictadas con material en línea o videoconferencias, por ejemplo.

Consejos para no afectar el consumo eléctrico al trabajar en casa

Realizar ajustes tanto en los hábitos como en el área de trabajo permitirá conseguir una considerable disminución de consumo energético y, en consecuencia, un ahorro económico. Alternativas muy favorables y sencillas de implementar que benefician mayormente a aquellos trabajadores a los que no se les están reconociendo estas facturas y a quienes trabajan de forma autónoma. Entre ellos:
  • A ser posible, utiliza un ordenador portátil en lugar de uno de escritorio.
  • Elegir para la oficina en el hogar un espacio con iluminación natural suficiente y una temperatura adecuada para garantizar comodidad, rendimiento y a su vez, usar menos luz artificial.
  • Identificar las franjas horarias en las que la tarifa es más económica puede ayudar a ajustar los horarios de ocio y productividad.
  • La planificación y organización de la jornada laboral en casa es fundamental para no extender el horario de trabajo y el consumo energético más de lo necesario.

El trabajo remoto es una maravillosa apuesta para pequeñas y medianas empresas cuando se hace de mutuo acuerdo y se toman en cuenta las consideraciones descritas anteriormente.
Lo abrupto de esta migración ha generado en algunos casos incomodidades tanto para el empresario como para el trabajador. Sin embargo, y como hemos podido ver aquí, a pesar de estarse llevando a cabo dentro de la excepcionalidad actual, permite mantener al equipo en activo y productivo en sus puestos de trabajo sin verse afectados económicamente y garantizar la operatividad del negocio para el cual trabajan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario