martes, 22 de octubre de 2019

¿Qué es la metodología Scrum? y cómo aplicarla a tu startup

Crear una startup y lograr que tenga éxito es todo un reto, de hecho, la mayoría de los negocios no superan los primeros 5 años. La clave es tener un equipo que colabore, que esté cohesionado y que lleve adelante el proyecto. En este post quiero contarte como puede ayudarte en tu camino la metodología Scrum, en qué consiste y qué pasos seguir para aplicarla.


Vivimos en una realidad que cambia muy rápido y eso supone la necesidad de que nos adaptemos a esos cambios de forma ágil para que la competencia no nos adelante. Para lograr una mayor agilidad en los procesos nace la metodología Scrum, te contamos, a continuación, en qué consiste.

¿Qué es la metodología Scrum y qué ventajas aporta?

La metodología Scrum nace del estudio de la forma de trabajar de equipos muy productivos y se puede definir como una estructura de procesos en la que las personas afrontan problemas y los resuelven para poder entregar productos de gran valor.

Los objetivos de la metodología Scrum son:

  • Optimizar las predicciones.
  • Controlar el riesgo.

Para lograr estos objetivos, Scrum se basa en tres elementos básicos:

  • Transparencia. La transparencia en los procesos supone que tiene que existir una buena comunicación entre todas las personas que intervienen, para ello, deben utilizar un lenguaje común. Por ejemplo, el concepto de algo “finalizado” debe ser el mismo para todos los equipos.
  • Inspección. Las personas que participan en los procesos deben conocer cada cierto tiempo, el estado del trabajo, por lo que tendrán que hacer inspecciones que no interrumpan las tareas que se están realizando.
  • Adaptación. Como consecuencia de las inspecciones que se realicen, se pueden detectar errores o desviaciones que alejan del objetivo final, por lo que se deberán hacer correcciones o adaptaciones.

Por otro lado, la metodología Scrum aporta ventajas como:

  • El aporte de mayor valor. El cliente es quien establece los objetivos que sirven de guía para el equipo, de manera que se aporta un mayor valor.
  • La flexibilidad. Es posible adaptar el proceso a los cambios que plantee el cliente, por lo que es sencillo darle lo que necesita en cada momento.
  • El aumento de la productividad. Las personas del equipo trabajan con autonomía y no dependen de otros, por lo que la productividad se incrementa.

¿Cómo se desarrolla el proceso para aplicar Scrum?

Para desarrollar la metodología Scrum de forma correcta se pueden realizar diversas fases que son las siguientes:

  • Planificación. La primera acción que se debe realizar es una reunión de todas las personas que van a participar en el proceso para establecer el plan. En la reunión, se analizan los requisitos que solicita el cliente, se piden aclaraciones y se establecen las acciones que se deben realizar. El equipo trabajar, en algunos casos, conjuntamente para lograr objetivos complejos y, en otros casos, lo hará cada persona de forma individual para alcanzar objetivos sencillos.
  • Ejecución. Una vez elaborada la planificación, comienza la ejecución y para poder controlarla, el equipo se reúne unos minutos cada día y se analizan las tareas que se han realizado y las que están pendientes. En cada reunión los miembros del equipo se deben preguntar: ¿Qué hemos hecho desde la última reunión?, ¿Qué tenemos pendiente de hacer?, ¿Qué impedimentos hemos encontrado o creemos que podemos encontrar?
  • Presentación. Se realizan todas las actividades que llevan al objetivo deseado y se presenta el resultado ante el cliente para que lo valore. Por lo general, al haber seguido las directrices del cliente, el producto que se entrega es de gran valor y no es necesario realizar muchas modificaciones.
  • Análisis del trabajo. Con el fin de lograr una mejora continua, el equipo de trabajo se reúne para analizar cómo ha trabajado, qué impedimentos ha encontrado y cómo puede mejorar.

Por lo general, Scrum suele funcionar con plazos de tiempo cortos (llamados Sprints), de entre 1 y 4 semanas, de manera que cuando se ha completado el proceso, vuelve a comenzar de nuevo. 

¿Qué perfiles deben existir en un equipo Scrum?

Para que un equipo Scrum funcione correctamente deben existir varios perfiles fundamentales:

  • Por un lado, encontramos al cliente que ha encargado a la empresa el producto o servicio y que es quien marca los objetivos y los plazos de ejecución.
  • Por otro lado, tenemos al jefe del equipo Scrum que es la persona que supervisa todo el proceso y que se haga todo de forma correcta según los procedimientos y plazos marcados.
  • Finalmente, encontramos al equipo de personas que desarrollan las tareas para alcanzar los objetivos marcados y que son lideradas por el jefe de equipo.

Ejemplos reales de aplicación de la metodología Scrum

En el mercado existen numerosas empresas que utilizan la metodología Scrum en su día a día. Te damos algunos ejemplos.

La plataforma de música Spotify es una de las que ha utilizado la metodología Scrum. Son conscientes de que aplicar esta metodología supone un cambio radical en la forma de trabajar, por eso dan una gran importancia a la figura del Jefe de Equipo Scrum. Además, ha creado pequeños equipos y cada uno es responsable de una parte determinada del software.

Otro ejemplo entre las grandes empresas que utilizan Scrum es Apple. En esta empresa las tareas se distribuyen en pequeños equipos de trabajo y el eje central de todo el trabajo son las necesidades del cliente.

Finalmente, podemos destacar el caso de Facebook que cuando quiere lanzar un nuevo proyecto reúne a un equipo reducido de personas que pueden proceder de diversas áreas. Esas personas no se comunican por email u otros medios, sino que simplemente trabajan juntas en una misma sala hasta que el proyecto termina. Al estar juntos, no hay problemas de comunicación y se conocen los avances en tiempo real.

En definitiva, la metodología Scrum y otras metodologías ágiles se expanden poco a poco por el tejido empresarial y logran buenos resultados en las organizaciones con independencia de su tamaño o localización.


No hay comentarios:

Publicar un comentario