martes, 26 de mayo de 2015

La carrera más importante de sus vidas se gano fuera de la pista


El pasado 16 de mayo un grupo de jóvenes estudiantes de ingeniería de la USB, cumplieron un sueño hecho realidad. Contra todo pronóstico lograron la posición número treinta y dos, de ciento veinte universidades que participaron en la competición internacional de formula SAE. Completaron todas las pruebas compitiendo contra equipos universitarios de todas partes del mundo y que además cuentan con apoyo ingenieril y económico de empresas líderes en la industria automotriz. 


El equipo Venezolano de Formula SAE de la Universidad Simon Bolivar fue el mejor clasificado de todos los equipos latinoamericanos.


Estoy seguro y así lo manifestaron varios de sus integrantes, que este proyecto ha sido una de las experiencias más importantes desde todo ámbito que han vivido estos jóvenes.  Durante más de un año, trabajaron en equipo asumiendo importantes responsabilidades, formándose como ingenieros y emprendedores.  Esta carrera es lo más cercano a la vida laboral que podrán experimentar en las aulas de clase.  Me consta que a diario, lograron superar todas las pruebas e incluso mostrar resultados únicos como fueron entre otros, el diseño y fabricación al cien por ciento del sistema de frenos del prototipo, modificar el sistema de ventilación y muchos más. 


Esta carrera, se gano en un pequeño taller que tienen en la USB, en las aulas de clases, en los pasillos de la universidad, y más importante en sus corazones. Para nosotros, son y serán “Los héroes de Michigan”


Derwick y yo estamos inmensamente orgullosos de apoyar esta iniciativa, a este equipo y que nos lleven en su alerón principal.